Plexo Braquial Anatomía

Comparte esto en Facebook/Share in Facebook Comparte esto en Twitter/Share in Twitter Comparte esto en Google+/Share in Google+
Print Friendly

Plexo Braquial – Anatomia

Plexo Braquial – Anatomia

El plexo braquial está formado por 5 raíces C5, C6, C7, C8 y T1 que conectan la médula espinal con los nervios más periféricos del brazo.Esta conexión con el sistema nervioso central permite que las ordenes originadas en el cerebro se trasmitan a los músculos del brazo y de la mano y a su vez la información recibida por nuestras terminaciones nerviosas sensitivas se trasmitan al cerebro.

El plexo está constituido por una red nerviosa muy compleja y con múltiples variaciones de donde se originan los nervios terminales que se distribuyen por todo el brazo. La raíz C5 se anastomosa con la C6 para formar el tronco superior. La raíz C7 queda independiente constituyendo el tronco medio. Las raíces C8 y D1 se fusionan para formar el tronco inferior. Al nivel de la clavícula, cada tronco se divide en dos ramas una anterior y otra posterior que luego se unen entre sí. La unión de las tres divisiones posteriores forma el cordón posterior o radiocircunflejo. La unión de las divisiones anteriores del tronco superior y el medio constituye el cordón lateral. La división anterior del tronco inferior forma el cordón medial. Esta descripción tiene utilidad teórica debido a que existen muchas variaciones de este modelo y a menudo el cordón posterior nunca se forma. También existen numerosas variaciones en la situación del plexo en relación con los agujeros de conjunción (plexo prefijado C4-C5-C6-C8, y postfijados C6-C7-C8-T1-T2) y en la distribución de las anastomosis, lo que explica ciertas paradojas de la exploración clínica o con pruebas de imagen.

Los cordones tienen ramas terminales pero existen ramas más proximales que son esenciales en la exploración porque nos van a orientar sobre el nivel de la lesión y la extensión. En las lesiones radiculares podrá existir parálisis del nervio escapulodorsal que motoriza el músculo romboides (C5), del nervio frénico (C3, C4 y C5), del nervio torácico largo que inerva el serrato anterior (C5, C6 y C7) y de los ramos posteriores que realizan inervación segmentaria de la musculatura cervical paravertebral. En las raíces C8 y T1 no existen raíces pero una avulsión en este nivel producirá síndrome de Horner (que consiste en el cierre del ojo parcial, contracción pupilar y pérdida de sudoración en la cara). En las lesiones tronculares se podrá ver afectado el nervio supraescapular que se origina del tronco superior. No existen más ramas en los troncos ni las divisiones. El cordón posterior termina en el nervio radial y el nervio circunflejo pero da dos ramas importantes que hay que explorar que es el nervio toracodorsal que inerva el dorsal ancho y el nervio subescapular para el redondo mayor. El cordón lateral da el nervio pectoral lateral y su lesión producirá atrofia de las fibras claviculares del pectoral mayor. El cordón lateral termina en el nervio musculocutaneo y en la raíz externa del nervio mediano que fundamentalmente lleva las fibras sensitivas. Por lo tanto una lesión aislada del cordón lateral producirá una perdida de la flexión del codo y de la sensibilidad del nervio mediano con función de la musculatura tenar normal. En el cordón medial contribuye a formar el nervio mediano con su rama motora tenar y origina el nervio cubital, su afectación producirá una parálisis mediano-cubital con sensibilidad conservada en el área del mediano.

El plexo adopta forma triangular, con la base en la columna y el vértice en la axila, siendo el lado superior más largo y vertical que el inferior. En la región supraclavicular, los troncos nerviosos transcurren entre los músculos escaleno anterior y escaleno medio; y en la región infraclavicular, acompañando al paquete vascular subclavio, entre el músculo subescapular y pectoral menor.

Los tejidos que soportan las raíces superiores (C5, C6 y C7) al foramen vertebral son mucho más fuertes que en las raíces inferiores lo que las hace mucho menos vulnerables a la tracción. Por lo tanto las raíces C8 y T1 sufren avulsiones con más frecuencia mientras que las raíces superiores generalmente sufren rupturas o estiramientos después de la salida del agujero vertebral.

FIGURA -1 : ESQUEMA DEL PLEXO BRAQUIAL

FIGURA -1 : ESQUEMA DEL PLEXO BRAQUIAL

  1. Introduzca aquí su pregunta o sugerencia. Gracias.
Zoom In  Reset Zoom  Zoom Out

Publicaciones por Tipo

Histórico Publicaciones